phones
+34 640 182 855
emails
customerservice@frrrutiz.com
ES
EN
FR
Cesta de compra
ES
EN
FR
Cesta de compra
Frrrutiz
customerservice@frrrutiz.com
La fruta deshidratada, un snack perfecto para los deportistas
La fruta deshidratada, un snack perfecto para los deportistas

La fruta deshidratada: un snack perfecto para los deportistas

 

Si te gusta el deporte y te entrenas regularmente, entonces seguro que habrás pensado en incluir fruta deshidratada en tu dieta. ¿Por qué? Ahora mismo te lo explicamos:

La fruta deshidratada es fruta a la que le hemos quitado el agua, pero no los nutrientes, sobre todo si la deshidratación se ha hecho a baja temperatura (máximo 45 grados). Sabiendo que la fruta contiene típicamente entre 85 y 90% de agua, esto quiere decir que, en comparación con la fruta natural, las cantidades de vitaminas, fibras y minerales se disparan en las frutas deshidratadas.

Las frutas deshidratadas son pues complementos perfectos en tu alimentación. No solo te aportan una gran cantidad de vitaminas, fibras y minerales en una pequeña porción (20-30 g equivalen a una pieza de fruta natural), pero son muy ligeras de transportar y fáciles de consumir durante los entrenamientos largos.

Imagínate poder llevarte el poder de dos o tres piezas de frutas en tan sólo dos rollitos de fruta de 40g cada uno cómodamente alojados en los bolsillos o en tu mochila para comerlos cuando el entrenamiento te lo solicite.

Por todas estas razones la fruta deshidratada es en todo momento un compañero idóneo para los deportistas.

Otras Noticias
Algunas cositas más
Nuestros crackers de verduras están compuestos de una base de lino y verduras, acompañada de especias.

El contenido de nuestros crackers es único puesto que no hay cereales, y no se añade ningún tipo ni de grasa ni de proceso de fritura.

Gracias al proceso de preparación a baja temperatura, son perfectos para las dietas Raw Food, veganas y vegetarianas.

Perfectos para tapeo y picoteo, son un delicioso concentrado de elementos saludables.

Deshidratar consiste a sacar el agua presente en un producto bajo una serie de condiciones controladas como temperatura, humedad, velocidad y circulación del aire. Deshidratar a baja temperatura permite a conservar todas las vitaminas y minerales, nutrientes y enzimas que su equivalente fresco, y con sabores muy concentrados. Además, con el proceso de deshidratación la alcalinidad de los alimentos frescos se conserva. El desecado provoca que el alimento se reduzca en tamaño debido a que ha perdido gran parte de su volumen (agua), y como resultado se obtiene un alimento de consistencia más liviana y  pequeña de un buen sabor y olor el cual es muy resistente y de fácil transportación, con un riesgo mínimo de descomposición o crecimiento microbiano. Al eliminar la humedad del producto, esto se conserva durante meses, en perfecto estado para ser consumido tanto seco como tras rehidratarlo.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros de publicidad comportamental para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Leer nuestra política de cookiesPara continuar usted debe aceptar que ha leído y está conforme con la cláusula sobre el TRATAMIENTO DE DATOS PERSONALES